emocion

¿Cada cuánto deberíamos de tener sexo?

Hablamos de esa cuestión que preocupa tanto a las parejas, ¿Mi vida sexual es óptima?

Ya tengas pareja o no, mantener relaciones sexuales es algo beneficio para nuestro estado de ánimo y también para nuestro cuerpo. Tener relaciones sexuales de forma habitual consigue que las endorfinas liberadas y la oxigenación de la sangre combatan los daños producidos por factores externos o por estrés.

Siempre ha habido un tabú referente al sexo, no se hablaba abiertamente sobre las relaciones sexuales, no se educaba en sexualidad y se ha tenido la concepción de que las mujeres necesitan menos sexo que los hombres, pero ¡error! La sexualidad femenina por fin ha salido del armario, se habla más de como complacernos,  de los juguetes sexuales, de como llegar al orgasmo más allá de la penetración, de la estimulación del clítoris…¡Ya era hora!

Pero volviendo a la importancia de la practica de sexo ya seas hombre o mujer, es importante mantener con tu pareja las ganas de tener relaciones. De hecho según el estudio que realizó YouGov en 2020, las relaciones de las parejas españolas es bastante deficiente. Un 21% de los españoles encuestados mantenía relaciones sexuales una vez a la semana, mientras que el porcentaje de aquellos que practicaban sexo todos los días era de un 2%. Extrayendo estos datos podemos afirmar que los españoles tienen poco sexo, pero nos preguntamos ¿Cuánto es lo normal?

¿Cuál es la frecuencia ideal?

Se trata de una de las cuestiones que más se plantean las parejas, de hecho sí creemos que la frecuencia es baja, sentimos que la relación no funciona como debería. Lo cierto es que cada pareja es un mundo y no se puede generalizar qué es lo normal, depende de las circunstancias de la pareja: ¿tienen hijos?, ¿Cuántos años llevan en pareja?, ¿Cómo es la convivencia?, ¿alguno de los dos sufre estrés?, ¿tienen alguna enfermedad?, etc.  ¡Todo influye!

Hay un aspecto que influye y no se puede cambiar: la genética. Hay personas que tienen la libido más elevada que otras y también influye la edad, cuando eres más joven se tienen más ganas, aunque como decimos no se puede generalizar, hablamos a grandes rasgos.

El momento también determina, hay épocas en las que la actividad sexual puede ser habitual y otras épocas que sea muy escasa.  Los expertos sí se mojan en una cuestión: las parejas que tienen al menos relaciones una vez a la semana son más felices, asimismo  en terapia sexual son bastante claros: «El tres o el cuatro son números a tener en cuenta». Es decir, tres veces a la semana o cuatro sería lo ideal.  Otro dato que se extrae de un estudio es que las personas que tienen pareja estable, tienen más sexo que las que están solteras y no tienen una pareja sexual fija.

Desde un punto de vista psicológico,  las parejas tienden a sentirse más felices si  tienen relaciones sexuales con la frecuencia que ambos esperan. No obstante, es importante tener en cuenta las expectativas de cada uno, es inevitable que las personas nos comparemos con otros, de hecho, las parejas son más felices si creen que tienen más relaciones sexuales que el resto.

Más importante la calidad, que la cantidad

En un estudio recogido por “The Conversation”, en el que se pidió a varias parejas que duplicaran la frecuencia de sus relaciones sexuales durante 90 días se llegó a  significativa conclusión. No es tanto la cantidad, si no la calidad, las parejas experimentaron un estado de ánimo más bajo y dejaron de disfrutar tanto con el sexo debido a que se convirtió en algo que debían como una obligación. El sexo tiene que ser espontáneo y libre, por tanto es indispensable que las parejas disfruten donde y cuando quieren del acto sexual.

Las claves para una vida sexual plena

Uno de los enemigos de la falta de sexo en una pareja es la rutina. El ser humano, por naturaleza, necesita experimentar nuevas emociones, salir de lo de siempre, por tanto sí no innovas estás abocada al aburrimiento y a la insatisfacción.

“Mi novio no sale del misionero”, esta es una de las frases típicas cuando una pareja tiene una crisis en su sexualidad, la comunicación es indispensable para que una relación fluya, por eso hay que dejar de lado los tabús y hablar directamente de lo que os gusta en el sexo. Asimismo, no lo hagáis siempre en el mismo sitio, cambiar las posturas, podéis hacer juegos, probad los juguetes sexuales… ¡Arriba el ingenio!

La sexualidad comienza en la seducción, aunque lleves tropecientos años con tu pareja no debes de abandonarte físicamente, intenta mostrarte atractiva y sé pícara. En ocasiones con un simple beso, una acaricia, una mirada…podemos conseguir que ese fuego que está apagado se vuelva a encender.

Otra de las claves de una vida sexual plena es centrarte en el aquí y ahora, son tiempos difíciles para disfrutar del momento pero si no dejas de lado las preocupaciones, el móvil, el trabajo, las obligaciones…no vas a despejar tu mente y focalizarte en tu momento con tu pareja. ¡Disfruta y pon en blanco la mente!

 

Soy Estefanía González, periodista y Community manager. Adoro la comunicación digital, ya que ha transformado la forma en que accedemos a la información y nos relacionamos. Estoy siempre en alerta para conocer las novedades en redes sociales. Sígueme en @estefigonzalezcom

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y mostrarte publicidad personalizadas basada en tu navegación. Si continúas navegando, aceptarás su uso. Más info o cambio de configuración aquí.

x