emocion

¿Cómo ahorrar en la vuelta al cole?

Te traemos algunos trucos que te van a ayudar a cuidar el bolsillo en este nuevo regreso a clases.

El calendario marca que las vacaciones están llegando a su fin. Cada vez falta menos para empezar las clases y para enfrentarse a uno de los principales problemas de las familias: el importante desembolso económico que implica la vuelta al cole.

Desde los libros de texto, hasta la ropa o el material escolar; todo influye para que los números queden en rojo, sobre todo cuando se tiene más de un hijo. Pero para que la vuelta al cole sea más llevadera, te traemos algunos trucos que te van a ayudar a cuidar el bolsillo.

1) Reutiliza materiales

Es uno de los principales consejos que dan los expertos y que deberías hacer en casa cada inicio de curso: antes de comprar material nuevo, mira bien lo que ya tienes y haz acopio de lo que se puede aprovechar. Te vas a sorprender de la cantidad de cosas que pueden ser reutilizadas y del ahorro que esto significa en la lista final de las compras.

Desde lápices de colores prácticamente nuevos, hasta cuadernos con apenas dos hojas escritas, tijeras, estuches, archivadores o cartulinas de las que sólo se utilizó un pedacito. Respecto a las mochilas, es cierto que a los chicos les encanta estrenar pero si está nueva, ¿por qué comprar otra?

2) Cuadernos DIY

Los cuadernos son uno de los gastos constantes a lo largo del año. Sin embargo, se puede ahorrar bastante si, en lugar de comprar esos decorados o con la imagen de su personaje favorito, los decoran ustedes mismos.

Foto: Pinterest

Para eso, sólo vas a necesitar unas libretas sencillas (de esas que puedes encontrar en packs en grandes supermercados), forro plástico, pegamento y unas cuantas imágenes o plantillas descargadas de internet. Y si te animas, también puedes bordar las tapas con su temática favorita.

¿Qué más? Un poco de imaginación y paciencia, y por el precio de un cuaderno puedes llegar a tener tres decorados al propio gusto de tu hijo: superhéroes, corazones, fotos del verano o de los amigos. En Pinterest puedes encontrar un montón de ideas.

Foto: Pinterest

3) Opta por libros de segunda mano

Aunque no siempre es fácil poder aprovechar los libros de otros, sobre todo si están muy escritos y subrayados, utilizar libros de segunda mano de hermanos y conocidos es quizá la opción más habitual y la que supone un mayor ahorro ya que deja dinero para hacer otras compras de útiles.

Por eso, si tienes la opción de prestar algún libro o que te los presten, fórralos al inicio del curso para una mejor conservación y advierte a tus hijos que, en la medida que puedan, traten de escribir lo menos posible dentro del libro y ¡siempre con lápiz!

Incluso, puedes conseguir libros de texto de segunda mano en algunos colegios, a través de las asociaciones de padres de alumnos. ¿Más opciones? En muchas bibliotecas municipales también se puede encontrar este servicio.

4) Compra económico y de calidad

Los expertos recomiendan evaluar los materiales en los que están hechos para quedarnos tranquilas de que van a durar todo el año escolar. Busca materiales nobles y resistentes.

Otro consejo importante es cotizar en diferentes tiendas: recorre diferentes lugares y busca el precio que más se adecue a tu presupuesto escolar. También puedes aprovechar los descuentos de supermercados (estos suelen darse bien a último momento) o ayudas del estado que suelen tener en cuenta este gran desembolso para las familias.

Y para no perder calidad, piensa en bajar la cantidad. Quizás no es necesario comprar 36 lápices; compra 24 o 12, pero de la misma marca.

 

¿Qué otro truco compartirías?

Somos un staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para las mujeres: desde belleza, moda, salud, sexo, astrología, DIY, fitness y tutoriales. Somos mujeres, somos comunidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y mostrarte publicidad personalizadas basada en tu navegación. Si continúas navegando, aceptarás su uso. Más info o cambio de configuración aquí.

x