emocion

MINDFULNESS ON THE GO! Episodio 06 / Trabajar por un propósito, Mindfulness en la oficina

El Mindfulness no está reñido con el trabajo, te enseñamos a practicarlo en el contexto laboral, ¿te vienes con nosotras?

‘Mindfulness’ significa consciencia de momento-a-momento; consiste en lograr tener atención y conciencia plena en lo que hacemos. Sin juzgar, ni apegarse o rechazar de forma alguna esa experiencia. Significa estar consciente en cada momento y en cada lugar.

La Organización Mundial de Mindfulness nos propone algunas herramientas para incorporar el Mindfulness a nuestro espacio de trabajo.

  1. Sé tú misma la que inicie el día; no permitas que el día te empiece a ti. Para ello, antes de levantarte de la cama, realiza una sesión de respiraciones profundas.
  2. Aprovecha plenamente los traslados, con consciencia y sabiduría. Cualquiera sea el método de transporte que utilices para llegar y volver del trabajo, evita escuchar la radio, usar teléfono o hacer cualquier cosa que te aleje ‘de ahí’. Durante el trayecto busca algunos momentos de conexión con tu respiración.
  3. Nútrete por fuera y por dentro. Comer conscientemente es una práctica fundamental. Lleva tu atención a los colores, el sabor y el aroma de los alimentos que ingieres.
  4. Camina entre reuniones. Utiliza algunos momentos para sentir tus pies en el suelo y el aire en tu cara. Evita mails y mensajes de texto, y prioriza, en la medida de lo posible, dirigirte a tus compañeros en persona.
  5. Vive y siente el presente. Sé consciente de cada pensamiento y cada sensación. Mientras el ordenador se enciende -por ejemplo-,  presta atención a lo que siente tu cuerpo al estar sentado.

Dato curioso: la práctica del Mindfulness es tan beneficiosa que varias empresas mundialmente conocidas -como Apple o Google, entre otras-, incorporan programas para que sus trabajadores se ejerciten con la técnica en horario laboral.

Según la revista Forbes, un seminario dedicado a los trabajadores de Sillicon Valley aconsejaba seguir las siguientes pautas:

  • Comenzar el día con una práctica contemplativa (Mindfulness, Yoga, Kabbalah, otras similares).
  • Antes de ingresar a la oficina, recordar el propósito que nos trae a la empresa. Comprometerse con la vocación de líder.
  • Durante el día, realizar varias pausas para tomar consciencia, sobre todo en los momentos previos a tomar una decisión importante.
  • Antes de salir de la oficina, revisar la jornada laboral. Haz un balance. Así se evita que los problemas del trabajo se vayan contigo a casa.
  • Disponer siempre de un libro espiritual para tener en la mesilla de noche y leer algún fragmento antes de dormir.

Recuerda: la práctica del Mindufulness aumenta la conciencia sobre las emociones tóxicas y los patrones destructivos. Es una forma de reprogramar nuestra mente para pensar de manera más saludable y liberarnos del estrés.

Somos un staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para las mujeres: desde belleza, moda, salud, sexo, astrología, DIY, fitness y tutoriales. Somos mujeres, somos comunidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y mostrarte publicidad personalizadas basada en tu navegación. Si continúas navegando, aceptarás su uso. Más info o cambio de configuración aquí.

x