emocion

Guía de nutrición: Mitos y verdades – Entrega 1 / ¿Light es sinónimo de saludable?

La alimentación es fundamental para una vida sana, desde Soy Mujer te ofrecemos una guía para que aprendas a cuidarte desde dentro.

Ya te contamos que leer las etiquetas de los alimentos es la única manera de conocer realmente qué estamos consumiendo. Y lo mismo sucede con los productos que proclaman ser light o diet, términos que aparecen en las publicidades y que solemos asociar con “vida saludable”.

Si bien algunos productos efectivamente tienen menos calorías que su versión original, en otros casos pueden estar reducidos en sodio, en grasas totales o en cualquier otro nutriente.

De acuerdo al Código Alimentario Español, light es un producto que está reducido en un 30% (como mínimo) en alguno de sus componentes: puede que en las calorías sólo esté reducido en grasas, en azúcares, en hidratos, en proteínas o, simplemente, puede estar reducido en un nutriente determinado (carbohidratos, azúcares, colesterol, sodio, etc.) respecto de la versión tradicional (es decir, la no light).

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Carlos Ríos (@carlosriosq)

Es clave leer el rótulo del producto y comparar con su versión original

Por otro lado, los alimentos diet son aquellos cuya composición fue modificada para satisfacer necesidades particulares de nutrición y alimentación. Por este motivo, no necesariamente son productos reducidos en su valor calórico. Algunos ejemplos son: alimentos libres de gluten, fortificados, suplementos dietarios y alimentos modificados en su nivel de glúcidos (para personas con diabetes) o en su valor energético.

A la hora de elegir, cada vez más especialistas en nutrición se alejan del concepto de “dieta” para comenzar a fomentar una alimentación consciente. Así es como ante un producto light -como las mermeladas que, al estar reducidas en azúcar, sufren un aumento en la cantidad de almidón o de saborizantes- afirman que es mejor dejarlo de lado y optar por su versión original o un producto más natural y saludable.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Mi Dieta Cojea – Aitor Sánchez (@midietacojea)

¿La clave? Aprender a controlar la porción. En definitiva, es más interesante buscar alimentos naturales y focalizar nuestra energía en controlar las porciones o en hacer nuestras propias preparaciones caseras, que en elegir ese producto que vimos infinidad de veces en la tele o en las enormes publicidades de la calle. Así es, que el envase verde no te engañe: light no siempre es sinónimo de saludable.

Somos un staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para las mujeres: desde belleza, moda, salud, sexo, astrología, DIY, fitness y tutoriales. Somos mujeres, somos comunidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar el servicio y mostrarte publicidad personalizadas basada en tu navegación. Si continúas navegando, aceptarás su uso. Más info o cambio de configuración aquí.

x